El cielo de Junio

cielo

El cielo de Junio.

Júpiter y Saturno se elevan al este con 17 minutos de diferencia, alrededor de la medianoche desde el 1 de junio. En estos momentos ambos se mueven lentamente en la frontera de Sagitario y Capricornio. Ya estos gigantes se están acercando a la oposición en julio cuando serán visibles desde la puesta del Sol durante toda la noche y ahora se mueven en una dirección retrógrada (hacia el oeste). Júpiter, en virtud de su proximidad relativa en comparación con Saturno, se mueve más hacia el oeste que su homólogo anillado. El cuarto menguante de la luna se encontrará muy cerca de los dos planetas entre el 8 y el 9 de junio.

 El 1 de junio, Júpiter se encontraba a 4,8° al oeste de Saturno. El 30 de junio, la brecha habrá aumentado a 6°. Júpiter comienza el mes con una magnitud de -2.6 y al terminar habrá alcanzado -2.7.  Una vista notable a través de los prismáticos 7×50 nos muestra  no sólo a los dos planetas más grandes del sistema solar, sino también a M75, un cúmulo globular situado a 68.000 años luz de distancia que orbita la Vía Láctea. Es un débil y difuso objeto que brilla con una magnitud de 9,5 a 1,5 ° tumbado al sur de la línea que une Júpiter y Saturno.

cielo
Planetas gigantes deslumbran antes del amanecer: Los planetas más grandes del sistema solar, Júpiter y Saturno, estarán más o menos a 5 ° entre sí a mediados de mes. Todas las ilustraciones: Revista Astronomy: Roen Kelly

Las mejores vistas de ambos planetas se producen en las horas previas al amanecer, cuando se alzan alrededor de 30 ° sobre el horizonte en una latitud de 40 ° norte. A finales de junio  estarán muy por encima del horizonte de una o dos horas después de la medianoche local.

Vistas telescópicas revelan en Júpiter un disco de 45 ” de ancho que crece a 46,6″ a finales del mes. Si la atmósfera por encima de su lugar de observación es limpia, se podrá deleitar con espectaculares vistas de sus cinturones y zonas, y en ocasiones, la Gran Mancha Roja. Todas las características giran en menos de 10 horas, por lo que los cambios en su apariencia son perceptibles durante períodos de 15 minutos. El brillo de Júpiter puede ocultar características sutiles si se toma una mirada rápida – por ello se aconseja relajar el ojo y la mirada durante un minuto para que  así  se acostumbre a la majestuosa vista.

Las cuatro lunas galileanas ofrecen un cuadro que varía continuamente, apareciendo y desapareciendo al este y oeste del planeta. Lo más interesante es cuando las lunas pasan por delante o por detrás del planeta en las ocultaciones, los eclipses y tránsitos.

cielo
Imagen tomada en Forsyth, Georgia que capta el momento justo antes de que la Luna ocultara a Venus en diciembre de 2015. El 19 de junio, los observadores de la mitad noroccidental de Europa y al norte y este de Canadá, así como de partes de Maine y Massachusetts, podrán observar el mismo fenómeno.

Múltiples eventos pueden ocurrir en cuestión de minutos el uno del otro. Las posiciones relativas de Júpiter, su sombra, las lunas, y sus respectivas sombras ofrecen una apreciación única de la dinámica y naturaleza tridimensional de todo el sistema.

Un evento de múltiples Lunas se producirá en la noche del 13/14 de junio, cuando Calisto es eclipsado por la sombra de Júpiter comenzando a la 1:17 A.M. EDT, al igual que la sombra con que comienza  el tránsito. Tenga en cuenta que Calisto es visible a simple vista casi 1′ al oeste de Júpiter (aproximadamente dos diámetros de disco de Júpiter distancia) y se desvanece durante un período de 10 minutos. La noche siguiente, Ganímedes se eclipsa ( junio 14/15 a las 12:40a.m. EDT) , mientras que Europa y su sombra están transitando el disco del planeta.

Plutón se encuentra a menos de 2 ° al suroeste de la ubicación de Júpiter. Con una magnitud de 14,7, es un reto difícil que va más allá de los observadores visuales principiantes. El 1 de junio, Plutón se encuentraba a escasos 4′  al sur de una estrella 9na magnitud, HIP 97251.  Para el 29 de junio Plutón se encontrará a 41.3′ al sur de Júpiter.

Responses