Análisis acústico de las voces de Juan Karlos El Gordo y el Guerrero Cubano.

Juan Karlos Guerrero acuestico banner

Análisis acústico de las voces de Juan Karlos El Gordo y el Guerrero Cubano.

Guerrero Cubano

En los últimos días se ha desatado en las redes sociales una polémica alrededor de la identidad del influencer conocido como el Guerrero Cubano. Él ha diseñado un personaje que desde el anonimato, con una voz ligeramente modificada electrónicamente, denuncia los constantes ataques y las mentiras que bombardean a Cuba por parte de grupos de reconocidos terroristas de la palabra y de la incitación al caos y la violencia.

Estos personajes, que diariamente son desenmascarados por el Guerrero, no soportan el hecho de no poder ponerle rostro. Han desatado una verdadera cacería de brujas contra el humorista cubano Juan Carlos Hernández, conocido como Juan Karlos el Gordo, al cual acusan de ser la persona detrás de la voz a la que tanto temen.

 Para intentar demostrarlo han esgrimido como única prueba un brevísimo corte de audio de Juan Karlos en el cual, tras una modificación electrónica, logran una semejanza al timbre de voz del Guerrero Cubano. Para ellos esto ha sido suficiente para lanzarlo a la hoguera de la inquisición miamense.

Pero desde la ciencia, partiendo de criterios profesionales, ¿son suficientes estos datos para definitivamente certificar que Juan Karlos el Gordo es Alex el Guerrero Cubano?

¡Definitivamente NO! La voz humana es tan exacta como una huella dactilar. Es única e irrepetible.

Juan Karlos Acustic

“El sistema vocal humano se divide en 3 partes: Aparato Respiratorio, Aparato de Fonación y Aparato Resonador. Estas 3 áreas presentan características propias en cada ser humano, lo cual se traduce en que cada persona tiene una voz única y exclusiva”, señala Carlos Gavilán, director de desarrollo de negocio de Biometric Vox. “Sin embargo, en muchas ocasiones las diferencias entre dos voces son tan mínimas que sólo la tecnología de biometría vocal es capaz de percibirlas. Por lo que en determinados escenarios es fundamental contar con las herramientas necesarias para elaborar una huella vocal única de cada hablante y evitar así potenciales suplantaciones”.

La voz es uno de los principales aspectos que identifican al ser humano. No sólo frente a otras especies, sino también entre sí. La voz es además el vehículo principal de la comunicación, ya que transmite emociones y permite establecer un perfil del hablante. En este sentido Biometric Vox, empresa tecnológica española especializada en herramientas de biometría de voz, señala las principales características que hacen que cada voz sea única.

1. Timbre.

El timbre es probablemente la característica más distintiva de la voz. Permite diferenciar dos sonidos de igual altura, intensidad y duración. O sea, el timbre aporta una peculiaridad a cada voz que le hace distinta del resto.

Se produce como consecuencia del choque del aire con las cavidades bucal y nasal, el velo del paladar, los labios, la lengua y los dientes, determinando así la forma que acaba adaptando una voz. Ofrece al oyente información muy valiosa sobre el hablante, por lo que facilita establecer un perfil aproximado con factores como la edad, género e incluso características físicas.

En el caso de Juan Carlos y el Guerrero, poseen timbres vocales que, a oídos poco entrenados, pueden parecerles semejantes. Pero al analizar las voces de ambos sin modificación electrónica, podemos percatarnos que esa similitud lograda con ayuda de la tecnología no es tanta. ¿Por qué sucede esto? Porque sus Tonos son DIFERENTES.

2. Tono.

El tono, que puede ser grave o agudo, es la impresión que nos produce la frecuencia de vibración a la que se manifiesta una determinada onda sonora. Cuantas más vibraciones se produzcan en la laringe, más aguda será la voz, mientras que un menor nivel de vibración dará como resultado una tonalidad más baja, y por tanto, una voz más grave.

Sin embargo, el tono no debe confundirse con el volumen de la voz. Esto guarda una mayor relación con otro concepto: la intensidad o potencia. Por otra parte, a través del tono, que engloba otros factores como el volumen, podemos transmitir emociones, estados de ánimo, etc.

Al comparar las dos voces modificadas electrónicamente, las diferencias de tono son notables para un oído medianamente entrenado. La voz de Juan Karlos se escucha más grave que la de el Guerrero.

Esto se vuelve obvio al escucharlos a ambos sin filtro. Se produce un fenómeno contrario, pues el gordo se escucha en su voz natural con una altura atenorada y limpia, mientras que la voz de Alex es más cercana al registro de un barítono. O sea, oscura y grave con una calidad vocal ligeramente afónica.

3. Frecuencia Vocal y Fraseo.

Estas características de la voz hacen referencia a picos de intensidad o bandas de frecuencia. En ellos se concentran la mayor parte de la energía de un sonido. Estos picos, también conocidos como formantes, permiten distinguir los sonidos del habla humana, para así identificar la formación de fonemas como vocales y consonantes. Estos factores se manifiestan en la articulación de sonidos y la dicción al pronunciarlos.

Al analizar este aspecto se manifiesta una diferencia obvia entre ambos. Juan Karlos, como profesional de la voz (humorista, presentador, declamador), posee un fraseo más pausado, suave, con una dicción elaborada y una pronunciación casi perfecta de los fonemas. A su vez, la voz no es demasiado potente en volumen.

Por otra parte el Guerrero tiene una cadencia completamente diferente. Estridente, más callejera o popular y potente en volumen. Aspira las “s” cuando están al interior de las palabras (cambia S por J o no la pronuncia – propio de habaneros fundamentalmente) y tiende a hablar más rápido que Juan Karlos. Así se aprecia con o sin filtro.

Hay otros aspectos que se pueden analizar pero que se hacen más complejos al tener acceso a la fisonomía de uno de los dos nada más. Con lo visto hasta ahora es irrefutable para mí el hecho de que estamos ante la presencia de dos personas completamente distintas.

La única semejanza entre ambas voces radica en el timbre (o color) de la voz modificada, pero que se desvanece completamente al compararlas sin la modificación. Esto ubica  al software como EXCLUSIVO factor común entre Juan Carlos Hernández y Alex, el Guerrero Cubano.

Por tanto, la conclusión a la que podemos llegar es a que cualquiera puede ser el Guerrero Cubano. Puedes ser tú, puedo ser yo.

En #Cuba #TodosSomosGuerrero , #TodosSomosGuerreros!

Responses