Alquiler de vientres: Cómo los ricos COMPRAN sus bebés.

alquiler de vientre banner

Vientres alquilados por celebridades.

Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE) implica “sustituir o poner a alguien o algo en lugar de otra persona o cosa”. Al unir este término con maternidad vamos comprendiendo mejor de qué se trata. En otras palabras un vientre de alquiler.

Nuria Coronado

“Si en lugar de decir que Ricky Martin ha tenido su 4to hijo, dices que Ricky Martin ha explotado por 4ta vez a una mujer (a través del alquiler de vientre) , para que ella tenga un hijo por él, el mensaje es diferente.” De esta manera lo expone Nuria Coronado Sopeña, periodista y escritora española, además de luchadora por los derechos de la mujer.

Y es que de acuerdo al portal Hola.com celebridades como Kim Kardashian, Ricky Martin, Miguel Bosé, Nicole Kidman y hasta la estrella del football Cristiano Ronaldo, han optado por el alquiler de vientre como vía para tener descendencia.

Si bien en un principio este logro de la ciencia es utilizado de forma ética cuando el embarazo es médicamente imposible, (cuando la madre enfrenta riesgos o cuando un hombre soltero o una pareja del mismo sexo desean ser padres) en la actualidad se ha generado un negocio multimillonario donde básicamente, este método de reproducción asistida consiste en el alquiler del vientre de una mujer por contrato e inseminarlo con los gametos de otra persona.

Algunas de las celebridades más conocidas que han alquilado vientres recientemente.

  • Alquiler de vientres: Cómo los ricos COMPRAN sus bebés. - 6 mayo 2021
  • Kim Kardashian
  • Neil Patrick Harris
  • Nicole Kidman
  • Elizabeth Banks
  • Angela Bassett
  • Lucy Liu
  • Matt Bomer
  • Tyra Banks
  • Sarah Jessica Parker
BioTexCom Logo

La compañía ucraniana BioTexCom, la cual se describe como un “Centro de Reproducción Humana”. De acuerdo a uno de sus videos promocionales publicados en Youtube y en su propio sitio web, tienen a su cuidado bebés destinados a Estados Unidos, Italia, España. Reino Unido, China, Francia, Alemania, Bulgaria, Rumanía, Austria, Portugal y hasta México.

En Estados Unidos es una práctica legal desde hace ya algunos años. Al ser una nación federal, cada uno de sus estados dispone de competencia para legislar sobre el derecho de familia.

Maternidad subrogada.

Se describen 2 tipos fundamentales de maternidad subrogada

Maternidad subrogada tradicional: La madre gestacional aporta su propio óvulo, pero el padre proviene de la subrogación o de un donante. En este caso el bebé se suele concebir por inseminación artificial o FIV (fecundación in vitro).

Subrogación Gestacional (vientre de alquiler): En este caso la portadora de dicha gestación no tiene lazos genéticos con el bebé. Es la práctica o técnica de reproducción asistida por la cual una mujer acepta quedarse embarazada, gestar y dar a luz a un bebé y futuro hijo o hija de la persona o pareja, las cuáles se convertirán en sus padres.

El problema es diferenciar y saber de qué forma estas prácticas son una explotación para la mujer que pretende la mercantilización de su cuerpo y que pasa por encima de los derechos humanos de las mujeres.

Este fenómeno no es nuevo. Ocurre desde la antiguedad.

La primera referencia conocida de alquiler de vientre data del Antiguo Testamento, específicamente en Génesis 16: 1-16. El pasaje describe cómo Sarai, la esposa de Abram supuestamente estéril, le pide a este que tenga descendencia con su cierva egipcia llamada Agar.

Si bien la historia se complica posteriormente con celos entre la esposa y Agar, aparentemente todo termina “bien” cuando esta última da a luz a Ismael, hijo de Abram, que en ese entonces tenía 86 años. Sin embargo, parece poco verosímil para un varón tener descendencia a tan avanzada edad.

Maternidad subrogada en la época moderna.

La historia del alquiler de vientre en Estados Unidos comienza aproximadamente en 1980, cuando se firmó el primer acuerdo comercial de gestación subrogada. Elizabeth Kane recibió $10.000 por gestar el bebé para otra pareja. Sentando un precedente y abriendo las puertas para un negocio millonario.

India un mercado de 400 millones de dólares.

La india se convirtió inmediatamente en uno de los principales mercados para el alquiler de vientres. Muchas empobrecidas mujeres alquilaban su vientre por unos $5000, suficientes para comprar una casa en ese país.

El paquete completo en la India, incluyendo pasajes en avión, alojamiento y tratamiento de fertilidad, oscilaba entre 10 000 y 28 0000 dólares. Un tercio del costo del mismo servicio en el Reino Unido y un quinto del precio en EU. Aún así el negocio fue estimando en alrededor de 400 millones de dólares en el 2012.

Pero en 2013 la India prohibió el alquiler de vientres por parejas homosexuales y en el 2015 lo prohibió completamente para cualquier extranjero. Desde el 2019 el gobierno de ese país ha intentado prohibir el alquiler de vientres por completo.

Granjas de mujeres.

Debido a los altos precios en EU y las nuevas leyes aprobadas en la india, el mercado de vientres de alquiler se ha movido hacia otros países como Tailandia, Ucrania y Rusia.

Un ejemplo alucinante es el caso de las “granjas de mujeres” de Ucrania, uno de los países más empobrecido de Europa. Esta práctica ha convertido a ese país durante la pandemia de COVID-19, en un gran almacén de humanos.

Los bebés provenientes del alquiler de vientres han ido naciendo mientras las fronteras están cerradas y los padres no han podido viajar a por ellos. Los han ido llevando a hoteles esperando a que puedan ser recogidos. No hay otro nombre para describir esto: ¡Trata de bebés!

Un negocio en Auge en los EU.

En Estados Unidos las cifras que se pagan son realmente escandalosas y las mujeres que más acceden a alquilar su vientre son fundamentalmente de Latinoamérica.

Los costos de un vientre en alquiler en los EU se estima entre $20 000 y $30 000 (unos $15 000 para la agencia y entre $45 000 y $65 000 por gastos médicos y legales). Gastos de viaje, alojamiento, medicamentos y otros procederes hacen que el monto total supere los $100 000 pudiendo llegar hasta los $200 000.

Por ejemplo Kim Kardashian reportó haber pagado $45 000 USD por su último vientre alquilado a la mujer que llevó su hijo durante 9 meses.

¿En verdad alguien puede  creerse que de manera totalmente desinteresada y altruista todas estas mujeres está dispuesta a pasar por un embarazo y el correspondiente parto de un bebé qué entregará luego a unos desconocidos?

¿La proliferación de empresas y agencias de subrogación o alquiler que cuentan con bufetes de abogados y acuerdos con entidades financieras, trabajan con ese espíritu desinteresado y generoso? ¡Permítanme que lo ponga en duda!

Se abre así la puerta a un negocio que pretende “blanquear” la desigualdad y aprovecharse de mujeres que se encuentran en una posición desfavorable, para convertirlas en meras recipientes, mientras otros pagan por el producto deseado, un bebé.

La comercialización de la subrogación, también conlleva a la trata y la explotación reproductiva.

Esta ley es injusta y refleja la esencia más perversa del Capitalismo. Alguien con deseo y dinero para obtener lo que quiere de personas, en este caso mujeres, con necesidad económicas.

Existe incluso un buscador de vientres de alquiler que puede ser consultado en línea donde puedes especificar, lugar, nacionalidad, creencias religiosas, color de la piel, pelo y ojos, edad, educación y otros muchos aspectos de tu posible vientre de alquiler.

Ilegalizando el alquiler de vientres.

Actualmente varios países del mundo ha prohibido cualquier tipo de alquiler de vientres (China, Arabia Saudita, Francia, España, Italia y otros).

Otros países permiten el alquiler de vientres con fines altruistas, donde la madre que “presta” el vientre no es pagada (Brasil). Sin embargo es conocido que esta práctica se realiza de manera ilegal en el país.

Regulación legal de la gestación subrogada (alquiler de vientre) en el mundo.
Regulación legal de la gestación subrogada en el mundo

Países como Australia pueden imponer entre 2 y 3 años de privación de libertad a aquellos que participen en este inhumano comercio.

Comparte tu opinión

¿Consideras esta una práctica ética o una forma más de explotar a las mujeres con condiciones sociales desfavorable? Deja tus comentarios debajo.


Responses