Quienes son sus Seguidores.

Siguiendo a Alexander Otaola

Siguiendo a Alexander Otaola

Alexander Otaola ha visto incrementar de forma considerable el número de seguidores en los últimos años. Dado el tipo de contenido que divulga en su programa y por pura curiosidad, hemos querido determinar cuántos de ellos han cursado estudios superiores. O sea, universitarios devotos que confían y lo siguen cual si fuera la mismísima Virgen María.

Alcanza su notoriedad gracias a un pequeño papel que consigue en el programa de Alexis Valdes pretendiendo ser homosexual y “gracioso”. Al parecer esa “pretención” se ha “materializado” o así lo manifiesta abiertamente el propio Otaola.

Viajaba a La Habana con frecuencia y aprovechaba sus relaciones en la emisora Radio Progreso (lugar donde habría trabajado en el pasado) para entrevistar a personalidades del arte y la cultura cubana. Se especula que sufrió una gran decepción cuando el gran Benny Moré rechazó su invitación porque “íbamos a la molienda”, actividad laboral y física que él nunca en su vida ha realizado y que aborrece.

Agobiado por el fracaso, comenzó a consumir té de plantas aromáticas y psicotrópicas que lo transportan a otra realidad. Pero ha aclarado que su uso es puramente medicinal. No obstante, confiesa que no es capaz de medir con precisión la dosis exacta.

Famosa es la fórmula facilitada por su amigo y doctor (corrección: reguetonero) Chocolate MC. Utilizó como modelo para su “prescripción” el escudo de Cuba. Reemplazó símbolos nacionales por los ingredientes adictivos para que fuera más fácil su comprensión. Así y todo, no queda claro si el “paciente” sigue al pie de la letra las orientaciones del “profesional“.

Siguiendo a Alexander Otaola
No es Fresa. Es Chocolate. Y el otro no es un Fakir. Se trata de Otaola disfrazado de… no sabemos qué.

Algunas fuentes dicen que muchos de sus seguidores son cuentas falsas. Los llamados Bots. Otros dicen que son múltiples cuentas creadas por un grupito de personas para darle una notoriedad ficticia.

Hay quienes afirman que se dedica a comprar seguidores para hacer creer que son muchos más los que siguen su programa. De esa manera engaña a sus patrocinadores, algunos de los cuales, no tan tontos y aparentemente con cierto nivel de escolaridad, lo han abandonado ya.

Calcular el número de seguidores es fácil. Basta mirar las estadísticas de YouTube, Instagram y Facebook. Lo difícil es calcular cuántos son seguidores reales, cuántos son ficticios, y cuántos son supuestos “agentes de la seguridad” infiltrados para monitorear qué ocurre en ese ambiente.

Varios especialistas “altamente calificados” se dieron a la tarea de calcular el número real de seguidores que posee. Sin embargo, debido a la carencia de datos sobre grupos poblacionales específicos, el modelo sólo predice la cantidad de graduados universitarios.

Fórmula para calcular el número de seguidores de Otaola

Utilizando modelos estadísticos de regresión y matemáticas avanzadas llegamos a la conclusión que esta fórmula describe con exactitud el número de seguidores de Otaola con coeficiente de inteligencia (CI) por encima de la temperatura ambiente (en grados Celsius no Fahrenheit).

Calculando los seguidores de Otaola
  • X: es el número de seguidores con CI mayor que la temperatura ambiente .
  • E: es el número de Euler.
  • π: Es el conocido Pi.
  • i: Es un número complejo, también llamado número irracional, con valor  √-1.

Finalmente podemos calcular con exactitud el número de seguidores leales de Otaola con coeficiente intelectual normal. El resultado se presume igual a cero.

Limitaciones del estudio

Es comprensible que esté en desacuerdo con este resultado. Puede incluso que usted sea graduado universitario, siga a Otaola y se pregunte: ¿por qué estos “matemáticos” no saben de mí? y la explicación es la siguiente:

Si usted se graduó de alguna  de las carreras universitarias en Cuba, vive en Miami o en “algún otro rincón del mundo”, y es de los que pide que Estados Unidos “desempolve” algunos drones para destruir el propio enclave que lo formó como profesional, entonces, simplemente, usted no se merece ese título. Con gusto le ayudaremos a devolverlo. Por favor, deje su comentario al final de esta reflexión con el nombre de la universidad donde estudió y la carrera. Nosotros nos encargaremos de lo demás.

Si usted es de los que le pide al “papá” de Otaola (él lo llama papá Trump) que incremente las sanciones contra el barrio donde usted nació y que implemente un bloqueo naval contra la Isla, entonces usted no merece siquiera llamarse cubano. Por tanto, su caso queda fuera de la muestra usada para realizar estos cálculos.

Puede que usted sea de los que pide no más remesas a Cuba, a pesar de que su padre, su madre, sus hijos o su abuela aun vivan allá y necesiten de esa ayuda. En ese caso, los científicos han llegado a la conclusión de que usted no tiene corazón.

Se le recomienda entonces ponerse en contacto con Dorita a ver si le puede guiar a través del “camino de las lozas amarillas”. Si concluye con éxito ese trayecto, pida entrevista al Mago de Oz a ver si puede resolver su estado de salud, porque la medicina convencional no tiene respuesta para su caso.

Otros excluidos del estudio

Si usted es de los que aplaude al actual presidente de los Estados Unidos Donald Trump, a pesar de “recomendar” inyectarse lejía para combatir el Coronavirus, la ciencia determina que usted está al mismo nivel intelectual que su “admirado ejemplar“.

Por lógica, el documento que tiene colgado en un cuadro en la sala de su casa que dice “graduado” de la carrera de Ingeniería en la Universidad Central de las Villas en 2005, o “graduado” de Medicina General en 2001 en Camagüey, o “graduado” de Abogado en la Universidad de la Habana en 2008, no tiene mayor validez que la del almanaque que cuelga a su lado.

Por tanto, repetimos: deje su comentario al final de esta reflexión con el nombre de la universidad donde estudió y la carrera. Nosotros le informaremos de los pasos a seguir para devolverlo.

Si usted es de los que grita Trump2020 a pesar de que hace años que su hacendado (corrección: dueño del lugar para el que usted trabaja) no le ha subido su salario en mucho tiempo, si todavía no es usted dueño de su propia casa y/o vive en un cuartico chiquito similar a una celda pagando un ojo de la cara, si continúa recibiendo Foodstamp (lo que los cubanos conocen como Libreta de Abastecimiento).

Si cuando le duele una muela se monta en un avión para que lo ayuden en Cuba porque el tratamiento en su lugar de residencia le va a costar el resto de su dentadura; entonces pensamos que usted debería preocuparse más por sus propios problemas y dejar que los cubanos en Cuba se encarguen ellos mismos de “arreglar” la Isla. 

Las matemáticas son hermosas por su complejidad pero a la vez por su facilidad, cuando se comprenden plenamente.

Los seguidores de Otaola no han sido capaces de desarrollar la inteligencia emocional que les permita ajustarse a su nueva realidad.

Como diría un presunto matemático: “Seguir y apoyar a Alexander Otaola es inversamente proporcional a haber desarrollado un cerebro racional”.

Resultado final


Seguir y apoyar a Alexander Otaola ≠ Cerebro racional