José Martí recibe disparo. Pero, las ideas no mueren.

José Martí es herido cerca de su cadera izquierda. Sin embargo permanecía erguido. “¡Las ideas no se matan!” No sería esta la primera vez que intentaran hacerlo