Eliécer Ávila se une al circo: 99% seguro de que Juan Karlos El Gordo es el Guerrero Cubano.

Elieser Avila Guerrero Juan Karlos

Eliécer Ávila es el personaje aquel que se volviera tristemente célebre por “enfrentarse” a Ricardo Alarcón de Quesada, durante una reunión que tuvo el político con estudiantes y profesores de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), donde cursaba estudios. Por aquel entonces, según sus propias palabras, el muchacho era el “Líder del Proyecto Vigilancia Tecnológica y Política, una de las especialidades de la Operación Verdad”.

Deseaba visitar el lugar donde cayó el Che combatiendo por los pobres de Nuestra América. Se quejaba de que no lo podía hacer mientras viviera en Cuba. Sin embargo, tal parece que ese “sueño” fue olvidado al abandonar la Isla, pues aun no lo ha hecho realidad.

Residente en Miami y protegido por la impunidad que algunos miembros de esa comunidad le brindan a gente de su calaña, se ha unido al “coro” que afirma que Juan Karlos Hernández (El Gordo) es la persona detrás de la voz de El Guerrero Cubano.

En un video transmitido ayer lunes 15 de Junio desde su canal en Youtube, Eliécer narra que Juan Karlos “salió en una directa llorando, con las lagrimas afuera… que él no era el Guerrero y que lo estaban acusando sin pruebas”.

“Yo les voy a decir algo”, continúa Ávila. “…Yo no soy investigador privado, yo no soy policía, yo no tengo ninguna forma de determinar si alguien es o no es. Pero soy un ciudadanos con un ojo, con un oído, con un sentido lógico… Según lo que yo he visto, éste es… Yo creo que es él, 99%.”

(Confieso que siento vergüenza al admitir que Eliécer Ávila fue formado por el mismo sistema educativo que yo. Los cubanos bien sabemos que las personas tienen 2 ojos y 2 oídos.)

Nuevamente, sin evidencia alguna, sale a relucir esta acusación basándose únicamente en el fragmento de una presentación del comediante donde empleó el término “botonso”.

Este adjetivo se forma de la unión de las sílabas Bo-Ton-So las cuales dan comienzo a las palabras Bobo, Tonto y Sonso, y es utilizado frecuentemente por el Guerrero Cubano para describir a Eliécer Ávila por las múltiples contradicciones en que incurre durante sus “presentaciones”.

Eliécer Ávila arremete contra Israel Rojas.

Israel Rojas - Eliecer Avila

“Salió Buena Fé a defenderlo. O sea, Israel Rojas.” Se refiere a un mensaje público que el aludido envió por estos días a Juan Karlos y que en OpiniónAM publicamos de forma oportuna.

“Escribió tremendo párrafo. Que si la familia, que si tal… ¿Por qué no le preocupa a Israel que haya una persona difamando, sin dar la cara, de todos nosotros?” Y con “nosotros” se refiere a aquellos que se dedican a esparcir la falsedad de que el Bloqueo no existe, no más remesas a Cuba, no más recargas, no más viajes…

Esta técnica de provocar a famosos es muy empleada en las redes sociales por personas que buscan reconocimiento. Esperan conseguir “sacar de quicio” a su “oponente” para generar un “debate” que los haga dar a conocer.

Es opinión del autor de este artículo, que bajo estas circunstancias, Israel Rojas debería ignorar las declaraciones de este “influencer” que pretende convertirse algún día en Presidente de la República de Cuba. Pero, conocedor del poder de la “pluma” del querido vocalista y el saco de lírica que lleva al hombro, me atrevería y predecir que en cualquier momento seremos testigos de una respuesta.

Eliécer: cómplice del delito de Abuso de Poder.

“Estos videos ya se le sometieron en España a un perito en una Unidad de Policías.” Dice Eliécer Ávila en su directa refiriéndose al ejemplo antes mostrado donde ambos “acusados” pronuncian la palabra botonso. “Los llevó, los comparó y dijo: esto es exacto; esta es la persona. Ah, lo que pasa es que, como es un tema de amistad, de <verifícame esto ahí> no podemos sacar la certificación de eso. Porque no es con una Orden Judicial.”

Sin temor a equivocarme, diría que la excusa que Eliécer manifiesta, por la cual le es imposible presentar el testimonio de personal calificado que sustente su sospecha, está tipificada en la legislación Española. Posiblemente ese DELITO se llame Abuso de Poder y lo menos que le pudiera suceder a ese policía (asumiendo que nos han contado la verdad) es perder su empleo. Tal vez por esa razón no da el paso al frente, no da la cara.

Eliécer afirma que él da la cara.

Eliécer Ávila afirma que cuando él dice algo en su canal, lo hace “dando la cara” y que eso se llama “tener huevos”. Tal expresión nos ha sorprendido mucho. Más aún viniendo de alguien que ha confesado que su esposa es quien le orienta las tareas en la hogar. Dicho a lo cubano: que la mujer lo pone a cocinar, a limpiar, a lavar…

Pero, machismo aparte, una persona que tuviera huevos de verdad, mantendría sus convicciones y principios intactos en lugar de dejarse deslumbrar por lo lucrativo del negocio de la difamación contra Cuba. Huevos de verdad tuviera Eliécer de haberse quedado en la Isla intentando difundir su venenoso discurso, en el cual ya casi ninguna persona de bien crée.

Huevos tiene Michael Martínez, el hombre que hace pocos años atrás se paró en medio de una plaza de Miami con una bandera de fondo rojo y la imagen del Che, en sus manos. El mismo que respondiera a aquella periodista de Univision, cuyo nombre ya nadie recuerda, la clásica pregunta de “si usted está de acuerdo con el Socialismo y el Comunismo, ¿por qué no vive en Cuba?”

Su respuesta “porque en Cuba ya existe una Revolución y donde hace falta hacerla es aquí” impactó tanto a la interlocutora que no pudo disimular una mueca en sus labios.

Es muy fácil, desde la comodidad de su casa, del otro lado del Mar Caribe, detrás de una cámara, “echar guapería”, como hace Eliécer Ávila y los otros. Difícil es exigir desde las mismas entrañas del Monstruo, el fin del Bloqueo que el Régimen de Donald Trump heredó de gobiernos anteriores y que tanto sufrimiento ha traído a los cubanos buenos.

El Guerrero Cubano no necesita dar la cara porque su rostro es el de la enfermera, el maestro, el cocinero, el artista, el escritor, el albañil, el chofer, el ingeniero. No te quepa la menor duda, Eliécer Ávila. Y este mensaje va para ti y para todos los que como tú desdeñan la valentía del pueblo cubano: #TodosSomosGuerrero