Kamala Harris: Revertir las sanciones de Trump hacia Cuba PERO el Bloqueo se queda.

Kamala Harris Banner

Kamala Harris podría convertirse en la primera mujer vicepresidenta de los Estados Unidos si Joe Biden triunfara en los comicios del próximo 3 de Noviembre. Recientemente ha ofrecido una entrevista a la agencia EFE, la cual reproduce Telemundo en su versión en Español. En ella se refiere a cómo serían las relaciones con Cuba durante su administración.

¿Qué haría un futuro gobierno suyo y del candidato demócrata Joe Biden para revertir las políticas que Trump ha adoptado hacia Cuba? ¿Abogaría usted personalmente por el fin del bloqueo?

“La política de una administración de Biden y Harris hacia Cuba estaría gobernada por dos principios: primero, los estadounidenses, especialmente los cubano-estadounidenses, son los mejores embajadores de la libertad en Cuba. Segundo, dar poder al pueblo cubano para que determine su propio futuro es vital para los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos.”

Esta es la misma estrategia que aplicó Barack Obama. En su momento reconoció que su gobierno no podía seguir adelante con la política de aislamiento hacia la Isla de administraciones anteriores porque, según él, “no se puede continuar haciendo lo mismo por 50 años y esperar resultados diferentes”. Lo cual evidenciaba que su preocupación no era el bienestar del pueblo cubano, sino destruir su sistema socialista desde adentro.

Como todo buen político “que se respete” en Washington DC, Kamala Harris no podía dejar de llamar dictadura y régimen al gobierno electo por los cubanos. Gobierno reconocido incluso por E.U. pues ambas naciones mantienen misiones diplomáticas en sus respectivos territorios.

“Trump está deportando a cientos de cubanos de vuelta a la dictadura y de vuelta a una represión del régimen que sólo ha aumentado bajo su presidencia.”

Al parecer la demócrata desconoce los vuelos humanitarios que el gobierno de Cuba realizó meses atrás trayendo de regreso a la patria a muchos que habían decidido aventurarse a través de las selvas latinoamericanas con el propósito de llegar al Norte para gozar de una vida económicamente mejor. Todos, sin excepciones, agradecían la gestión de rescate. Algunos con lágrimas en los ojos, remordimientos por la locura que habían cometido y la convicción de jamás poner en riesgo sus vidas de esa manera.

“Hay casi 10,000 cubanos que están languideciendo en campamentos de tiendas de campaña a lo largo de la frontera con México debido a la agenda antiinmigrante de Trump. Y está separando a familias cubanas mediante restricciones a las visitas familiares y las remesas.”

“Nosotros daremos marcha atrás en las políticas fallidas de Trump. Y como hizo anteriormente como vicepresidente, Joe Biden, también exigirá la liberación de los presos políticos y hará de los derechos humanos una pieza central en la relación diplomática.”

Desafortunadamente Harris no enumera los Derechos Humanos a los que se refiere. Suponemos que por su mente no pasaba el Derecho a la Atención Médica, la cual se garantiza de forma gratuita a todos los cubanos. Sin embargo, en E.U millones de personas no asisten a las consultas pues no tienen cómo pagar. Tampoco debe haber considerado el Derecho a la Educación, pues en norteamérica los sueños de muchos jóvenes quedan truncados al no poder conseguir financiamiento.

Es gracioso, y a la vez trágico, como Kamala Harris desconoce que la Revolución Cubana ha conseguido mantener estos logros sociales por décadas, a pesar del Bloqueo y las pensiones injerencistas. Mientras tanto, sólo ahora es que los Estados Unidos debate la necesidad de un sistema de salud administrado por el gobierno que ofrezca su servicio a todos por igual. Proyecto este al cual se opone Joe Biden.

“El embargo es la ley; se necesita una ley del Congreso para levantarlo o se necesita que el presidente determine que un gobierno elegido democráticamente está en el poder en Cuba. No esperamos que ninguna de estas cosas ocurra pronto.”

Desde la perspectiva de política exterior de Estados Unidos, ¿qué papel cree que España puede jugar en las relaciones con Cuba y, en general, con Latinoamérica?

“Bajo una administración de Biden y Harris, Estados Unidos trabajará con miembros de la comunidad internacional, incluida España, para apoyar al pueblo cubano, así como para promover la visión de Joe Biden sobre la necesidad de trabajar por un hemisferio seguro, de clase media y democrático.”

Me pregunto, sin ironía, si acaso España no necesitará preocuparse más por su propia democracia. Entre intentos de independencia de Cataluña, las acusaciones de corrupción a miembros de la Corona, el reclamo del pueblo a convertir el país en una República y deshacerse de la monarquía… O tal vez Pedro Sánchez estará tan ocupado con el incremento descontrolado de casos de COVID-19 que se registran recientemente.

En resumen, Kamala Harris ha confesado que si bien piensa flexibilizar las sanciones contra Cuba, el Bloqueo se queda.


Responses