Jordan Goudreau: Contrato para invadir Venezuela.

Maduro

Jordan Goudreau: Contrato para invadir Venezuela.

3:00am del Domingo 3 de mayo. Una lancha se acerca a la costa venezolana del norte de Caracas. A bordo, una decena de mercenarios que han recorrido 300 millas náuticas desde Colombia en una misión insólita: secuestrar a Nicolás Maduro y llevárselo preso a los Estados Unidos.

Según se acercan a las escolleras de la localidad de Macuto, los invasores divisaron claramente a soldados y policías que esperaban por ellos. En este primer intento de infiltración  murieron abatidos ocho tripulantes y dos fueron detenidos.

Desde Florida (dónde si no), Jordan Goudreau, organizador de la misión terrorista, dijo horas después a varios medios de prensa: “Tenemos decenas de hombres sobre el terreno, venezolanos y estadounidenses. Se reagruparán y después procederán a derrocar al régimen. Esta operación durará lo que tenga que durar” .

Mientras hablaba otra lancha buscaba dónde desembarcar. Horas después, ya al amanecer del lunes 4 de mayo, se acerca a la playa de la localidad de Chuao, oeste de Caracas. Una vez más, las fuerzas armadas de Venezuela les esperaban, acompañadas del pueblo. Nuevamente 8 mercenarios son detenidos, entre ellos dos norteamericanos, ambos, veteranos de guerra: Luke Denman y Airan Berry.

En menos de 48 horas les fracasó la misión de derrocar a Maduro. Goudreau dijo ser parte central de toda una trama con millones de por medio y la participación de destacadas figuras de la oposición venezolana, generales ex-chavistas traidores presos por narcotráfico y hasta el inquilino de la Casa Blanca.

Goudreau

Goudreau reveló a la prensa que estuvo a cargo de la seguridad del concierto “caritativo” que el magnate Richard Branson organizó en la localidad fronteriza de Cúcuta el 22 de febrero de 2019. Allí hizo contacto con varios opositores venezolanos que le hablaron de la posibilidad de conectarle con el autoproclamado gobierno de transición, reconocido por EE.UU. y encabezado por Juan Guaidó.

En agosto Guaidó designó a dos venezolanos en el exilio, Juan José (J. J.) Rendón y Sergio Vergara, como miembros de una comisión de estrategia y crisis para “evaluar diferentes escenarios y posibles planes para la liberación y reconstrucción de Venezuela”. Estos personajes estudiaron diferentes ofertas. Una de ellas la de Goudreau, condecorado por servir en las invasiones a Irak y Afganistán.

Luego del contacto inicial con el opositor Lester Toledo en septiembre, Goudreau presentó a J. J. Rendón, Vergara y otros opositores venezolanos, los servicios de su empresa Silvercorp de mercenarios creada en 2018. Estos bautizan su oferta como “Plan C”. Fuentes del entorno de Toledo afirman que él no medió de ningún modo con el mercenario.

En un Acuerdo de Servicios Generales anexo, Goudreau establece un precio de 212 millones de dólares por una operación a 492 días. El adelanto a pagar sería de 1,5 millones. A partir de septiembre del 2019 se celebraron varias reuniones, cuatro en la casa de J. J. Rendón en Miami.

Según ABC, el 16 de octubre de 2019 hubo una reunión entre Goudreau, Vergara y Rendón. El americano graba en secreto su conversación telefónica con Guaidó. Se escucha la voz de Guaidó admitiendo que “tiene algunas dudas” , pero aun así dice: “Voy a firmar”. Vergara explica: “Él ha firmado en todas las páginas”.

Juan Guaidó acepta firmar el contrato de Jordan Goudreau.

J. J. Rendón indica que en el resto de las 42 hojas del contrato que Goudreau no mostró están su firma, la del mercenario y la de Sergio Vergara. Pero no la del presidente encargado de Venezuela. “El presidente no firmó”, recalca una vez más. No obstante, esto cambia el resultado final y la implicación de los actores mencionados.

Rendón señala que Goudreau era una de las muchas personas con las que habló en esa época para analizar “diversos escenarios, desde la lucha pacífica al uso de la fuerza” y que lo que se hizo fue un “preacuerdo” pero que nunca dieron el sí para poner en marcha la operación. “No hablamos de ningún detalle en concreto, sólo conceptualmente, como un ejercicio sobre posibles escenarios”.

El mismo Guaidó ha negado ser parte de este plan en un discurso dado el viernes por la noche. Dijo “la propuesta no fue avalada por el presidente Guaidó”

J. J. Rendón reconoció firma de contrato con mercenario Jordan Goudreau.

Las negociaciones con Goudreau y Silvercorp quedaron truncadas en noviembre de 2019. “No teníamos intención de llevar eso a cabo” , sostiene Rendón, que asegura que la relación quedó rota por el “comportamiento” del mercenario. “Decía que tenía amistad con un chavista – que luego resultó ser el general Clíver Alcalá – que había que pactar con el demonio y nosotros no estábamos de acuerdo. Tenía comportamientos erráticos en mi casa, donde levantó la voz e hizo amenazas, era muy hablador y contaba fuera las cosas que habíamos hablado aquí…”, “Pasaron muchas cosas que dañaron la relación”.

Jordan Goudreau: Contrato para invadir Venezuela. - 9 mayo 2021

Goudreau amenazó a Rendón a través de mensajes: “Tu credibilidad en DC se ha esfumado por culpa de esto”, “investigué a fondo y esto es tu culpa”, “Eres un multimillonario. Debería darte vergüenza no arreglar tu país. No mereces vivir en USA.”

Rendón pagó 50.000 dólares para cubrir unos “gastos que ya había realizado”, según reconoce.

Según dice Goudreau: “he invertido ocho meses en esta operación, firmamos un contrato, esperaba un pago que no llegó y lo que he hecho es financiar toda esta misión de mi bolsillo, algo que no es justo”. Por aquel entonces, Goudreau tenía en la parte colombiana de la península de La Guajira a un centenar de hombres en tres campamentos, dice hoy que uno de ellos dentro de un cementerio. En su inmensa mayoría eran venezolanos, pero había algunos estadounidenses.

La idea era armar en marzo una misión rápida a la costa de Venezuela. Recorrer unos 35 kilómetros en coche hasta la capital y llevarse a Maduro a EE.UU. Sin embargo, la pandemia de coronavirus aplazó la misión seis semanas. Desde el 28 de marzo Diosdado Cabello mencionaba a Goudreau y sus aliados en su programa.

Lo cierto es que Goudreau se había acercado a otros desafectos del chavismo con menos predicamento en EE.UU. Según admite el propio mercenario, el año pasado conoció a Cliver Alcalá, quien le puso en contacto con otros militares opuestos a Maduro. “Mis socios y yo amasamos dinero de ciudadanos venezolanos para poder financiar la operación”, dice el mercenario.

En marzo sus planes se desmoronan. El día 25 la policía colombiana les incautó una camioneta cargada con 26 fusiles de asalto AR-15 y accesorios de uso militar que se dirigía a La Guajira, donde estaban los hombres de Goudreau. Al día siguiente el gobierno de EE.UU. anuncia cargos contra Maduro y varios de sus colaboradores por narcotráfico. Uno de los imputados es el general Alcalá, por quien EE.UU. ofrece una recompensa de 10 millones de dólares. El día 27 Alcalá  se entrega a las autoridades de norteamericanas.

Comunicacion
Detenido su principal aliado, a Goudreau no le queda más que volver a presionar a sus antiguos colaboradores. La firma de abogados VolkLaw manda a Guaidó, Rendón y Vergara un apremio en tono amenazante en el que les reclama 1,5 millones. Según Guaidó, esa misiva es prueba de que el mercenario le somete a un chantaje.

Según dice el equipo de Guaidó en su comunicación del viernes, este cree que “la operación fue deliberadamente infiltrada desde la dictadura de Maduro para propiciar un falso positivo, emboscar y masacrar a militares descontentos”. Desde su punto de vista, sólo eso explica que una veintena de hombres en dos destartaladas lanchas se atrevieran a acercarse a la costa venezolana con la peregrina misión de llevarse a Maduro esposado.

Tras la llegada de la primera barcaza, con ocho muertos ya en su haber, entre ellos el capitán Robert Colina alias Pantera, Goudreau decidió difundir un vídeo en redes sociales en el que, posando junto al capitán de la Guardia Nacional venezolana Javier Nieto Quintero, se atribuía las incursiones como parte de la “Operación Gedeón cuyo objetivo número uno es la captura de la organización criminal que desafortunadamente dirige los designios de la nación” .
Jordan Goudreau Trump
El mercenario Goudreau ha protegido al presidente de EE.UU. Unas fotos tomadas en Carolina del Norte en octubre de 2018 son prueba de que fue agente de seguridad en un acto de Donald Trump. Pero según sus interlocutores en la oposición venezolana, Goudreau se vendió como alguien con línea directa con la Casa Blanca, capaz de lograr, en un futuro el respaldo del propio presidente.

La televisión estatal venezolana mostró un vídeo con la confesión de uno de los dos estadounidenses detenidos, Luke Denman, en el que responde a la pregunta de quién ordenó esta operación con un nombre propio: «Donald Trump». Sin embargo, el presidente de Estados Unidos respondió a esas acusaciones con una advertencia: “Si yo quisiera ir a Venezuela, no lo haría en secreto. Entraría y ellos no podrían resistirse. Se darían la vuelta. No enviaría un pequeño grupo. No, no, no. Sería un ejército. Sería una invasión”. Su Consejo de Seguridad Nacional ha amenazado además al chavismo acerca de represaliar a Guaidó u otros opositores.

Mercenario Luke Denman: Vi el contrato firmado por Jordan Goudreau y Juan Guaidó.
Testimonio de Airan Berry

Un factor determinante en el inicio de esta fallida operación fue la recompensa de 35 millones que EE.UU. ofreció por Maduro y otros jerarcas del régimen. Según afirma Pedro Mario Burelli, veterano opositor afincado en Washington, Guaidó se desentendió pronto de este plan que califica de “absurdo”. “¿En qué piensa EE.UU. cuando sanciona a Maduro, dice que lo va a sacar, que todas las opciones están sobre la mesa, lo acusa de narcotraficante, le pone un precio de 15 millones y piensa que Guaidó, cuya característica es que es un tipo que parece ser decente y valiente, va a acabar con esto él solo? Es una locura”, añade.

A juicio de J. J. Rendón, Goudreau o gente cercana a él, estaban haciendo un doble juego que llevó finalmente a “enviar a militares venezolanos engañados a una operación suicida”, precisamente “para favorecer al régimen”. “No fue dirigida por el presidente Guaidó ni por ningún miembro del gobierno interino”, concluye.

La realidad es que EU se abroga el derecho de intervenir Estados soberanos usando cualquier medio existente para imponer sus intereses. Es capaz de aliarse a todo tipo de calaña desechable si no logran su objetivo. Subestiman la capacidad de la inteligencia bolivariana y lo más importante, el papel de un gobierno aliado al pueblo en unión cívico – militar. El error primario es pensar que con Maduro se acaba el chavismo. Ya es demasiado tarde para eso.

Fiscalía de Venezuela solicita la extradición de Jordan Goudreau a la INTERPOL
https://twitter.com/VTVcanal8/status/1260268096692146177?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1260268096692146177&ref_url=https%3A%2F%2Fmaduradas.com%2Fenterese-antonio-sequea-la-operacion-gedeon-jordan-nos-dijo-guaido-lo-habia-reafirmado-asesor-militar-video%2F