Una revolución de 120 000 muertos

Una revolución y 120 000 muertos

 

Sabes que hubo una revolución que causó alrededor de 120 000 muertos  después de su triunfo.

Atacó a los religiosos, confiscando sus tierras, destruyendo los altares y lugares de culto, así como condenó a muerte a todos los sacerdotes que no juraran fidelidad al régimen. Resultando en más de 200 sacerdotes asesinados. Mientras cientos fueron encarcelados y torturados.

Inmediatamente el gobierno decidió que habría que rendirle culto a la razón y la sabiduría, Ilegalizando las creencias en dioses por que oprimían al pueblo.

Mantuvieron la población de país durante muchos años esperanzados de un futuro mejor, utilizando argumentos como: “Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos…”, “La ley es expresión de la voluntad de la comunidad…” y por último “La fuente de toda soberanía reside esencialmente en la nación; ningún individuo, ni ninguna corporación pueden ser revestidos de autoridad alguna que no emane directamente de ella”.

Si bien las mujeres tuvieron un papel protagonista en el inicio de la Revolución. Más recientemente se insistió en la prohibición de la presencia femenina en actividades políticas y incluso ordenó a mujeres que se retiraran a sus domicilios bajo orden de arresto si no cumplían lo prescrito.

Se dice que inmediatamente luego del triunfo de esta revolución más de 100 000 individuos dejaron el país, muchos de los mismos nunca pudieron regresar por miedo a represalias.

Esta revolución impuso el estado sobre cualquier empresa particular, poniendo regulaciones y tope a los precios. El que se atreviera a desafiar esas leyes se convertía inmediatamente en enemigo del pueblo, se les confiscaban los bienes, o terminaban presos o incluso se aplicaron penas de muerte por ese motivo.

Todo esto ocasionó crisis agrícolas e industriales en el cual el salario del obrero apenas le alcanzaba para el pan. El estado rápidamente cayó en bancarrota. Todo esto generó inestabilidad monetaria e inflación, lo cual el gobierno intento remediar creando una nueva moneda que no hizo más que crear más caos.

Inmediatamente muchos países identificaron ese nueva propuesta de sistema socioeconómico como una amenaza para la paz y la estabilidad mundial. Encontrando enemigos por todo el globo incluyendo países tradicionalmente progresistas como Alemania, Inglaterra e Italia.

Esta revolución provocó movimientos similares alrededor de todo el planeta, la mayoría de ellos terminaron en un baño de sangre y sin poder mostrar un ejemplo claro de prosperidad.

Si me has seguido hasta aquí ¿ya sabes a cual revolución me refiero verdad? Pues sin duda la revolución Francesa.

La revolución francesa

El 14 de julio de 1789, los franceses asaltaron la fortaleza de la Bastilla.

Una revolución y 120 000 muertos - La toma de las Bastilla.
La toma de las Bastilla.

La Bastilla era símbolo del absolutismo monárquico, pero también punto estratégico del plan de represión de Luis XVI, pues sus cañones apuntaban a los barrios obreros. La Bastilla se convirtió en un potente símbolo de todo lo que resultaba despreciable en el antiguo régimen.

4 de agosto de 1789, la Asamblea Nacional Constituyente, actuando detrás de los nuevos acontecimientos, suprimió por ley las servidumbres personales (abolición del feudalismo), los diezmos y las justicias señoriales, instaurando la igualdad ante el impuesto, ante penas y en el acceso a cargos públicos.

Sin embargo, después de estos actos de violencia, los nobles, no muy seguros del rumbo que tomaría la reconciliación temporal entre el rey y el pueblo, comenzaron a salir del país, algunos con la intención de fomentar una guerra civil en Francia y de llevar a las naciones europeas a respaldar al rey. Estos fueron conocidos como los émigrés (emigrados).

La primera república francesa

El 10 de agosto de 1792, las masas asaltaron el palacio de las Tullerías y la Asamblea Legislativa suspendió las funciones constitucionales del rey.

Una revolución y 120 000 muertos - La toma de las Bastilla.
Las Tullerías

La Asamblea acabó convocando elecciones con el objetivo de configurar (por sufragio universal) un nuevo parlamento que recibiría el nombre de Convención.

El nuevo parlamento elegido ese año abolió la monarquía y proclamó la república. Creó también un nuevo calendario, según el cual el año 1792 se convertiría en el año 1 de su nueva era.

En el manifiesto de Brunswick, los Ejércitos Imperiales y de Prusia amenazaron con invadir Francia si la población se resistía al restablecimiento de la monarquía. Esto ocasionó que Luis XVI fuera visto como conspirador con los enemigos de Francia y fuera ejecutado el 21 de enero de 1793.

Acoso a personal de la salud, contagiados y/o sospechosos en EU, España y Argentina.

Ese mismo año se redactó una nueva Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, y una nueva constitución de tipo democrático que reconocía el sufragio universal. El Comité de Salvación Pública cayó bajo el mando de Maximilien Robespierre y los jacobinos desataron lo que se denominó el Reinado del Terror (1793-1794).

Todo terminó el 9 de noviembre de 1799 con el golpe de estado de Napoleón Bonaparte.

El historiador francés Max Gallo plantea en una de sus obras que la Revolución Francesa “…significó la muerte de 120.000 personas, un número más que abultado para la región y el volumen de población de la época…

Los franceses están orgulloso de su revolución

Los franceses viven orgullosos de sus revolución. Hace mucho tiempo atrás hicieron las paces con su pasado.

La bandera francesa: El 20 de marzo de 1790 que la Asamblea Nacional mencionó en un decreto los tres colores como “colores de la nación: azul, rojo y blanco“.

El himno «La Marsellesa», letra y música de Claude-Joseph Rouget de Lisle, capitán de ingenieros de la guarnición de Estrasburgo, se popularizó a tal punto que el 14 de julio de 1795 fue declarado himno nacional de Francia.

Otro símbolo de la Revolución francesa es el gorro frigio (también llamado gorro de la libertad), llevado en particular por los Sans-culottes. Aparece también en los Escudos Nacionales de Francia, Haití, Cuba, El Salvador, Nicaragua, Colombia, Bolivia, Paraguay y Argentina.

La revolución de los derechos humanos es un fenómeno puramente europeo. Será la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano francesa de 1789 la que sirva de base e inspiración a todas las declaraciones tanto del siglo XIX como del siglo XX.

Los fracasos del Socialismo

¿Es considerado el capitalismo un fracaso?, luego de este incipiente y desafortunado intento. Pues muchos consideran la Revolución Francesa, el motor impulsor de muchas revoluciones posteriores y el inicio de “La era del capitalismo” en el mundo.

¿Curiosos verdad?