Cuba: Sólo 4 fallecidos en 15 días por COVID-19.

Med Cuba 1

Hoy el mundo reporta más de 5.5 millones de afectados con el COVID-19. De ellos 2.8 millones padeciendo la enfermedad ahora mismo. Además, cerca de 350 mil muertes asociadas en menos de 5 meses.

Cuba: 4 fallecidos en 15 días por COVID-19.

Hasta el 30 de Mayo, Cuba reporta 2025 pacientes afectados con 83 fallecidos. Destacándose como el país de Latinoamérica con mayor porciento de pacientes recuperados de COVID-19, el 87.3% de todos los casos positivos que ha tenido el país.

Nuestro país también posee la tasa de mortalidad más baja de la región con 7,19 por cada millón de habitantes, contrastando con las tasas de otros países como Brasil (107.10), Perú (106.68) y Chile (37.50)

COVID-19: Cuba con mayor tasa de pacientes recuperados en América Latina

Desde el 15 de mayo hasta hoy sólo 4 pacientes han fallecido por esta enfermedad, luego de una racha de 7 días sin muertes entre el 15 y el 21 del presente mes.

Esta pequeña isla bloqueada muestra hoy las mejores tasas en casos confirmados, fallecidos y recuperados por millón de habitantes de Latinoamérica y una de las mejores del mundo en esos renglones

Ante todo aclarar que la comparación no es por placer morboso o en menoscabo de ninguno de los países mencionados.
La comparación nos da una idea de cuán bien (o cuán mal) lo estamos haciendo con respecto a otros.

  • Número de pruebas de COVID-19 realizadas por mil habitantes.
  • Número de pruebas de COVID-19 realizadas por mil habitantes.
  • Número de pacientes fallecidos por COVID-19 por millón de habitantes.
  • Número de  pacientes confirmados con COVID-19 por millón de habitantes
  • Número de  pacientes fallecidos por COVID-19 por millón de habitantes

Impacto económico del COVID-19 en Cuba.

No hay dudas sobre el brutal impacto de la epidemia sobre nuestra economía, ya de por sí lesionada por las injustificadas sanciones económicas que duran más de 60 años.

Se espera una disminución de las remesas familiares debido a la pérdida de empleos y otras dificultades económicas que sufren los cubanos que viven en el extranjero. Esto sin duda impactará, secundariamente sobre el estado y su posibilidad de comprar insumos y alimentos, pero fundamentalmente afectará a la familia cubana y el nivel de vida del cubano de a pié.

Otro sector fuertemente afectado será el turismo, que ya experimenta una contracción significativa luego de la prohibición de los vuelos al país como medida de combatir a la pandemia.

Pero incluso una vez restablecidos vuelos internacionales, los efectos de la pandemia en los países emisores de turistas, impondrá una contracción significativa en el sector. Se espera una reducción entre el 45 y 70% a nivel mundial.

La explotación de níquel es otro renglón importante y ha sufrido caída considerable de los precios internacionales, como el resto de las materias primas en el mundo.

La exportación de servicios médicos se espera ayude en alguna medida a la economía del país, pues son requeridos hoy por muchos países para combatir la epidemia.

Importante recordar que este sector sufrió una contracción considerable luego de la salida de nuestros galenos de Brasil, Ecuador y Bolivia. Hoy hay médicos en diversos países del mundo, encabezados por las brigadas Henry Reeve, que han atendido 26 000 pacientes de COVID-19 en 24 países.

Otro renglón que el país está impulsando es la producción local de alimentos. Actualmente Cuba importa el 84% de sus alimentos, según fuentes oficiales.

Este renglón se ha intentado estimular reiteradamente sin mucho éxito en el pasado. Actualmente es una prioridad para el estado cubano y se crean estrategias para incentivar el financiamiento del sector.

Una vez más nos toca apretar el cinturón. La diferencia es que esta vez no somos los únicos. El mundo está al borde de una recesión económica a todas luces inevitable.

Para muchos, el COVID-19 y la crisis económica acompañante serán un desafío. Para otros, una oportunidad. De lo que estamos seguros es que los cubanos saldremos adelante. No sería la primera vez que enfrentamos una situación difícil y salimos más fortalecidos e independientes.