¿Es el sexo beneficioso para la salud?

Es el sexo ejercicio salud

¿Tener sexo puede ser considerado como ejercicio físico? ¿Aporta beneficios para la salud?

Si te has hecho la pregunta alguna vez, deja tranquilizarte. No eres el único. Estas preguntas son mucho más frecuentes de lo que crees en consulta con el doctor.

Existe la percepción, en ocasiones en broma y otras no tanto, de que practicar sexo clasifica como ejercicio físico.

Por otra parte cuando las personas van envejeciendo necesariamente se preguntan si practicar sexo es demasiado agotador para el corazón y si incrementa el riesgo de sufrir de infarto u otro evento cardiovascular.

¿Trotadora o Colchón?

Aunque esta parece una pregunta de adolescentes, en realidad es muy válida y casi todos nos la hacemos en algún momento de la vida.

¿Es el sexo salud?

Los hombres parece que gastamos más energía pensando y hablando de sexo que practicándolo. Según estudios realizados, durante un coito regular, muy raramente la frecuencia cardiaca se eleva por encima de los 130 latidos por minutos y la presión arterial sistólica (también conocida como máxima) se mantiene por debajo de 170 mmHg. En el caso de las mujeres estos valores son incluso inferiores a los registrados por los hombres durante la actividad.

La frecuencia cardiaca máxima e incremento de la presión arterial se registra durante la etapa de meseta, en contra de la creencia popular que considera que esto ocurre durante el orgasmo.

Con respecto a la frecuencia, diversas investigaciones han reportado que los matrimonios tienen contacto sexual 6 veces al mes como promedio. Con una media de 5.4 minutos de duración (penetración) o hasta 19 minutos si se incluyen los juegos sexuales previos.

Diversos estudios epidemiológicos sugieren que la actividad sexual regular puede tener beneficios para la salud a largo plazo

Sexo para bajar de peso

Es también muy popular la creencia de que las personas que tienen actividad sexual frecuente tienden a perder peso.

En algunos estudios médicos realizados para evaluar el efecto de la actividad sexual en el sistema cardiovascular, grupos de personas son monitoreados mientras usan una trotadora en el laboratorio y mientras realizan actividad sexual de manera privada en su casa.

Practicando sexo se gastan alrededor de 5 calorías (21 kj) por minuto, una cantidad 4 veces superior a las utilizadas por el cuerpo en reposo.

El equivalente metabólico (cantidad de energía gastada por masa corporal) de la actividad sexual  es de 3.5 MET.  Para tener mejor idea de cuán intensas son las actividades humanas, vea la tabla a continuación.

Actividad físicaMET
Dormir0.9
Ver televisor1.0
Caminar muy lentamente1.8
Caminar moderadamente (5.5 km/h)3.3
Sexo3.5
Montar bicicleta4.0
Trotar7.0
Saltar cuerda10
Equivalente metabólico de algunas actividades humanas

En una escala del 1 al 5, donde el 5 es la actividad más vigorosa, los hombres del estudio clasificaron practicar sexo con 2,7 y usar la trotadora 4,6. De manera decepcionante la intensidad de la actividad sexual registrada es comparada con la intensidad registrada al rastrillar hojas en el patio, bailar suavemente o jugar pingpong.

Cabe señalar que la mayoría de estos estudios se han realizado en matrimonios heterosexuales e incluyen todos los grupos de edades, comenzando a los 18 años y hasta los 60.

La cantidad de ejercicios físicos recomendado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) es de 150 minutos de actividad física moderada o 75 min de actividad vigorosa.

Con esta información es casi seguro decir que, recomendar sexo para bajar de peso es infundado. Aunque indudablemente para las personas sedentarias podrían tener algún beneficio adicional con esta práctica, para la mayoría de la población, los beneficios cardiovasculares son mínimos.

Si hipotéticamente usted desea sustituir la práctica de ejercicios físicos por actividad sexual, debía realizar 15 min de sexo 10 veces o 30 min 5 veces a la semana. Aunque por corto períodos de tiempo algunas personas pueden mantener este ritmo, las cifras no son realistas para las parejas estables en el transcurso de meses y años.

¿El sexo mata?

Son morbosamente populares las historias de personas que han sufrido ataques cardiacos y fallecido durante la práctica de sexo, casi todos estarán de acuerdo que el sexo incrementa el riesgo de sufrir un evento cardiovascular importante.

El incremento de la actividad física, unida a la descarga de adrenalina que provoca incremento de la frecuencia cardiaca y la tensión arterial es la receta perfecta para un infarto o una arritmia. Teóricamente es así, sin embargo en la práctica esto ocurre rara vez, al menos durante una actividad sexual regular con tu pareja estable.

Diversos estudios han mostrado que menos de 1 de cada 100 infartos está relacionado con la actividad sexual, y las arritmias severas es de 1 en 200.

En probabilidades, para un hombre de 50 años saludable, el riesgo de sufrir un infarto en cualquier momento de día es de 1 en un millón. Durante la actividad sexual la probabilidad se duplica, pero aún es de 2 en 1 millón. Si ese hombre padece de una enfermedad cardiovascular importante la probabilidad se multiplica por 10, aún bastante baja de 20 a 30 en 1 millón. Aun tienes muy buen chance de sobrevivir el evento ¿verdad?  

¿Y la Viagra?

La naturaleza es sabia, dicen los viejos. Así de manera no intencional y probablemente indeseada, la naturaleza protege de actividad sexual agotadora a personas con enfermedad cardiovascular importante.

El asunto es que las mismas condiciones que provocan enfermedad cardiovascular (hipertensión, diabetes, tabaco y colesterol alto) también provocan disfunción sexual eréctil. Pues los mismos mecanismos (arteriosclerosis) que dañan las arterias del corazón, dañan las arterias del pene.

Leer: Cuándo tendremos vacuna contra el Coronavirus.

Esta protección natural se perdió con la introducción del Sildenafil (Viagra) y otros similares (vardenafil, tadalafil, avanafil). Alrededor del 70% de los hombres con disfunción sexual eréctil responden favorablemente con estos medicamentos. Entonces ¿es seguro utilizarlas?

Para un adulto con sano, con disfunción sexual eréctil, la utilización de viagra no debe suponer un incremento del riesgo cardiovascular.

Si padeces de alguna enfermedad cardiovascular, siempre que esté controlada (hipertensión o insuficiencia cardiaca) es seguro su utilización.

No puede utilizarse en cualquier caso de enfermedad sin control, o descompensación y ESTRICTAMENTE prohibido en pacientes que utilicen nitritos entre ellos nitroglicerina (en cualquier modalidad, oral, parches, aerosol y otros), gliceril trinitrato y Dinitrato de Isosorbida.

Sexo Seguro

Sexo seguro

Si bien las campañas contra las infecciones de transmisión sexual parecen haber monopolizado el término sexo seguro, recomendando evitar la promiscuidad y el uso de preservativos, el sexo seguro es más que eso. Desde el punto de vista cardiovascular existe también lo que podemos considerar sexo seguro.

Para cualquier humano, padezca de enfermedades cardiovasculares o no. La mejor manera de practicar sexo seguro (cardiovascularmente hablando) es evitando el tabaco en cualquier cantidad, limitando el consumo excesivo de alcohol, practicar ejercicios regularmente (150 min a la semana de actividad moderada o 75 de actividad intensa). Mantener el peso corporal ideal con índice de masa corporal menor de 25 y teniendo una dieta adecuada, (baja en azúcares refinados y alta en frutas y vegetales) es otro aspecto fundamental.

Siguiendo estas sencillas precauciones tu corazón, y el resto del organismo, debía estar preparado para satisfacer las demandas de la actividad sexual, padezcas o no de otra enfermedad cardiovascular.

Ventajas de practicar sexo

Si bien el efecto en el sistema cardiovascular, de la actividad sexual regular de una pareja, no parece ser significativa, no es del todo despreciable, Existen otras muchas ventajas para aquellos que practican sexo de manera regular.

  1. Alivia el estrés: Se ha registrado menos niveles de stress en personas que tienen relaciones sexuales regulares.
  2. Mejora el sistema inmune: Personas que tienen relaciones sexuales 1 o 2 veces a la semana reportan mayores niveles de anticuerpos en la saliva que los que no tienen ninguna.
  3. Te hace sentir más joven y saludable: Estudio de 3000 personas mostró que las personas que se mantenían sexualmente activas describían su estado físico como “excelente o muy bueno”, en comparación con los sexualmente inactivos que describían su estado físico “bueno o regular”.
  4. Mejora el sueño: Durante el orgasmo la liberación de oxitocina nos ayudan a sentir relajados y logramos conciliar el sueño más fácilmente.
  5. Mejora la migraña y otros dolores: Estudios han demostrado que un importante número de pacientes que sufren de migraña reportan alivio parcial o total luego de tener actividad sexual.

Existe mucha otras ventajas descritas basadas en evidencia anecdótica. Por mencionar algunas: mejora el control de la vejiga en mujeres, fortalece los músculos pélvicos, mejoran los dolores menstruales. Existe evidencia que tener 5 o más eyaculaciones semanales disminuye el riesgo de cáncer de próstata en hombres

 ¿Entonces, sin sexo no hay salud?

Tampoco hay que llegar a ese extremo, estudios en monjas muestran que las mismas tienen una esperanza de vida bastante prolongada con buena calidad de vida.

No existe una cantidad adecuada o “saludable” de actividad sexual. La cantidad ideal depende del género, edad y finalmente de la persona.

Nota: La información discutida en este artículo es para uso informativo solamente, bajo ningún concepto debe ser utilizada como recomendación médica. Por favor consulte a su médico si necesitas ayuda, recomendaciones o tratamiento médico.